Cancún, Q. Roo.- Luego de una extensa carrera como atleta de alto rendimiento, en donde logró probar las mieles del triunfo, al conquistar el título en el 2016, el entrenador de halterofilia, Iann Flores Orozco, ahora forma parte del programa Centro de Formación Deportiva (CFD), promovido por la Comisión para la Juventud y el Deporte de Quintana Roo (COJUDEQ) que preside Antonio López Pinzón, quien lo invitó a formar parte de este nuevo proyecto que está enfocado a buscar nuevos talentos que un momento dado seguirán su pasos para convertirse a su vez en campeones.

Explicó que por el momento se empezó a desarrollar el programa Enseñanza al Deporte, donde se instruye a los entrenadores como deben de entrenar a una persona en su inicios dentro de esta disciplina, como irlo desarrollando en el proceso y en la técnica, hasta que llegue a integrase al Centro Estatal Deportivo de Alto Rendimiento (CEDAR), lo cual debe dura aproximadamente seis meses.

“Yo estoy enfocado a instruir a los entrenadores como deben entrenar a los niños durante su iniciación en esta disciplina, ya que algunos profesores necesitan dicho plan para poder compaginar sus prácticas con los atletas de alto rendimiento”, comentó Iann Flores, quien agregó que posteriormente en la segunda etapa se abocará a captar a los nuevos prospectos, tras una evaluación que les haga para ver cuáles son los más aptos para formar parte del CEDAR.

En cuanto a su carrera como atleta de alto rendimiento Flores Orozco, mencionó “yo inicié hace 10 años en esta disciplina, en un Centro de Formación Deportivo de Benito Juárez, el cual me ayudó a formarme como deportista en mis inicios, por lo que a los 12 años fui parte del equipo del CEDAR de Chetumal, hasta que concluyó mi carrera en el 2019”.

“En esta etapa como atleta logré ser multimedallista nacional, incluso fui campeón nacional en el 2016, lo que me permitió ser convocado a la preselección mexicana de ese mismo año, para asistir a un mundial bajo la dirección del profesor Omar Broche”, apuntó.

En cuanto a su transición de atleta de alto rendimiento a entrenador, dijo “tuve una trayectoria larga en la halterofilia, acompañado de varios alumnos del CEDAR que son mis contemporáneos, y otros que ahora son alumnos míos, los cuales me dicen que soy un ejemplo, porque he demostrado lo que es ser disciplinado y constante”.

“Yo me di cuenta que mi pasión es entrenar, por lo que ahora mi pasión es enseñar lo que yo sé, y todo lo que aprendí. Ver el crecimiento de los niños que se forjan como grandes atletas a lo largo de sus períodos deportivos, eso fue lo que más me motivó a ser entrenador”, concluyó.

 

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre