Luego de sufrir un grave accidente automovilístico hace 22 años que le produjo una lesión en la columna en las vértebras 10 y 11, el quintanarroense Omar Echeverría Espinoza encontró su mejor terapia en el tiro con arco, disciplina en la cual representará a México en los Juegos Paralímpicos de Tokio, a celebrarse del 24 de agosto al 5 de septiembre.

Primero empezó a practicar a gran nivel el básquetbol sobre sillas de ruedas con los Huracanes de Playa del Carmen, además del buceo, disciplina que hasta hoy día practica a la par con el tiro con arco, de la mano de su entrenadora Hilda Martell Mitchell.

Y es que en la mayoría de las oportunidades que he visitado la Unidad Deportiva “Riviera Maya”, del municipio de Solidaridad, al entrar, solo me basta con voltear hacia mi derecha para ver entrenar a Omar, de 40 años de edad, quien confirma que para hacer deporte no hay límites.

El arquero caribeño logró su boleto a Tokio 2020 en marzo pasado luego de coronarse en el Abierto de Arco Compuesto del Campeonato Para Panamericano 2021, que se llevó a cabo en Monterrey, Nuevo León.

Posteriormente, ya con el pase a los Juegos Paralímpicos asegurado, participó en julio pasado en el Campeonato Internacional de Tiro con Arco, celebrado en Nove Mesto, Praga, en la República Checa, que le sirvió para medir su potencial con rivales que tendrá en Tokio 2020.

El ‘Robin Hood de Quintana Roo’ entrará en acción a partir del viernes 27 del presente mes con la Ronda Clasificatoria, con la ilusión de estar disputando el martes 31 la Ronda Olímpica por las medallas, en el campo de tiro con arco del Parque “Yumenoshima”. ¡MUCHO ÉXITO A OMAR ECHEVERRÍA!

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre