Cancún, Q. Roo.- El quintanarroense Carlos Sansores Acevedo se convirtió en el primer mexicano en clasificar a unos Juegos Olímpicos en la categoría de +80 kilogramos, pero tendrá el reto de continuar con el buen legado que le ha dado al medallero azteca el taekwondo desde que fue incluido en Sidney 2000.

“Será un reto muy distinto, pero vamos a buscar un buen resultado. Quiero llegar en mi mejor momento físico y mental a Tokio y demostrar lo mucho que hemos entrenado los últimos meses”, comentó Sansores Acevedo, quien ya se encuentra en tierras niponas.

Aclaró que uno de sus modelos a seguir es María del Rosario Espinoza, quien ganó tres medallas olímpicas (oro en Beijing 2008, bronce en Londres 2012 y plata en Rio 2016), pero lamentablemente no estará en Tokio 2020 tras perder con Briseida Acosta.

“Tenía sobrepeso, así que comencé a entrenar para mejorar mi salud. Poco después vi por televisión competir en Beijing a María Espinoza y Guillermo Pérez y me emocioné al pensar que un día yo estaría en su lugar”.

El taekwondoín de 24 años ya cuenta con un curriculum que nos hace soñar en una medalla olímpica, donde figura una medalla de plata obtenida en el Mundial de Manchester 2019 y el oro panamericano de Lima logrado en el mismo año.

“Me siento contento con los resultados obtenidos los últimos meses, espero que se note el crecimiento que he tenido como deportista al momento de encarar mis peleas”, finalizó el atleta caribeño.

Además, hay que agregar que Carlos Sansores Acevedo figura en el sexto lugar de la Federación Internacional del Taekwondo con 242 puntos, lo que también ilusiona para que se pueda subir al podio en tierras niponas.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre