Cancún, Q. Roo.- Para la taekwondoín cancunense de alto rendimiento, Alison Noh Noh, su máximo sueño es obtener una presea para Quintana Roo en los Juegos Deportivos Nacionales de la Conade de este año, ya que en anteriores participaciones se ha colocado a un paso de semifinales para subir al podio de ganadores y regresar a casa con una medalla.

Apenas tiene 18 años de edad, y desde hace tres entrena bajo las indicaciones del profesor Raúl Peniche, en la escuela Pil Sung Huayacán, con la única ilusión de convertirse en una de las mejores artemarcialistas del país.

“Me gusta mucho este deporte en que me inicié a los seis años de edad, por la emoción de las competencias, la adrenalina que se siente el estar en el tatami; mi máximo sueño es conseguir una medalla para Quintana Roo, siento mucho orgullo cuando compito representando a mi estado”, señala.

Sabe que para conseguir sus objetivos tiene que prepararse al máximo y mejorar sus tácticas, y es por ello que diariamente entrena intensamente, siguiendo las indicaciones de su entrenador.

Cabe destacar, que, en sus participaciones en Olimpiadas Nacionales, ahora llamado Juegos Nacionales Conade, en Chihuahua, en la capital y en Ciudad Juárez, en ambas ocasiones se quedó en la orilla de entrar a semifinales y al podio medallero.

La taekwondoín resalta el hecho de que, en el 2020 se encontraba en un nivel bastante importante y esperaba presentarse de nueva cuenta en los Juegos Deportivos Nacionales de la Conade, pero lamentablemente, estos no se llevaron a cabo por la pandemia y ahora se encuentra a la espera del calendario de competencias de este año.

Al respecto de sus entrenamientos, enfatizó que estuvo trabajado con su profesor en forma virtual. “Ahora que tenemos la oportunidad de estar en plano presencial y contando con todos los protocolos de seguridad, ya vemos un poco más de avance en los entrenamientos”, dijo.

Estudiante de la carrera de Nutrición y Gastronomía, en la Universidad La Salle, señaló que escogió este estudio, porque como seguirá en el deporte, mi intención es trabajar atletas para proporcionarles sus programas de alimentación y así ayudarlos en sus entrenamientos.

De sus inicios mencionó que, a los seis años de edad por instancia de su papá, entró a este deporte para tener más disciplina y constancia. “Ahí empezó a gustarme poco a poco; me fui adentrando a las competencias y ya desde los 12 años, ya soy atleta de alto rendimiento para competencias nacionales”, sostuvo.

Asimismo, indicó que en una ocasión pensó retirarse pero que a final se dio cuenta que estaba en el camino equivocado, ya que un atleta de alto rendimiento debe seguir esforzándose y luchar por ser el mejor.

“Por lo que ahora quiero dar lo mejor de mí en las competencias y hasta que el taekwondo me deje, ahí estaré”, concluyó.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre