Cancún, Q. Roo.- Luego del retroceso del color amarillo a naranja en el Semáforo Epidemiológico Estatal activado por la pandemia del Covid-19, los gimnasios de Cancún volvieron a cerrar sus puertas viendo nuevamente mermado sus ingresos como sucedió durante seis meses del año pasado.

Y es que el color naranja determina que los gimnasios y clubes deportivos de la zona norte no pueden operar en espacios cerrados o estarían sujetos a sanciones por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

Los gimnasios y centros deportivos que pueden operar con un aforo del 50 por ciento son sólo los que tiene la particularidad que sus actividades las realizan al aire libre, en donde hay muy pocos casos en la entidad.

Los municipios que conforman la zona norte y donde los gimnasios y clubes deportivos deben seguir dichos lineamientos son Benito Juárez, Tulum, Solidaridad, Cozumel, Puerto Morelos, Lázaro Cárdenas e Isla Mujeres.

“Como empresario está muy difícil, porque estamos viviendo al día y este nuevo cierre nos pega cuando ya empezamos a recuperarnos poco a poco desde que reabrimos septiembre”, expresó Sebastián Muñoz, propietario de AM Gym.

“Ya más o menos nos estábamos estabilizando y nos estábamos adaptando a la cantidad de gente que se nos permitía, que era del cincuenta por ciento del aforo que normalmente teníamos antes de la pandemia y ahora con esto regresamos a lo mismo”, explicó.

“Tenemos compromisos que ya habíamos firmados, por ejemplo, convenios con el IMSS, con INFONAVIT, con la propia SEFIPLAN, para ir pagando lo que no pudimos pagar durante seis meses que se nos acumuló, sin hablar de la renta”, lamentó.

“Solamente pedirles a todos que nos solidaricemos, porque por ahí hay gimnasios que no han acatado las indicaciones del gobierno y siguen operando y eso nos daña más”, concluyó el también presidente de la Asociación Quintanarroense de Fisicoconstructivismo y Fitness (AQFF).

 

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre