Cancún, Q. Roo.- Cachorros Cancún, club que regresó a los entrenamientos presenciales con todos los protocolos de higiene ante el Covid-19, lleva ya nueve años formando jugadores de baloncesto y hoy día representa a Quintana Roo y a México en torneos virtuales.

“En octubre pasado cumplimos nueve años, estamos desde el 2011 y nuestra cancha sede es el parque Rotario, aquí en el parque San Antonio tenemos a los más pequeños”, expresó el entrenador, Juan Carlos Hernández Quevedo.

“Empezamos con seis niños y hasta de la pandemia ya teníamos a alrededor de ochenta niños. Contamos con ocho categorías, de la U-8 a la mayor U-16, varonil y femenil”, agregó el también fundador del club.

“Participamos en la Liga Estudiantil, que es la principal, que es la que absorbe la mayoría de las categorías y reúne a lo mejor del estado aquí en Cancún. Nosotros tenemos diez equipos de Cachorros”, precisó.

“El logro más destacado es que siempre hemos terminado entre doce y quince jugadores por categoría, el masificar que más niños jueguen basquetbol. También hemos tenido la fortuna de que las categorías menores (Micro e Infantil) han quedados entre los primeros lugares”, dijo.

De lo que fue continuar con las actividades durante la pandemia de manera virtual, señaló “fue a través de la plataforma zoom y en torneos virtuales, gracias a la comunicación con entrenadores del estado, del sureste, del país y de todo América”.

“Hoy día estamos participando en nuestro cuarto torneo virtual, ahora uno que organiza un club de Costa Rica con la categoría U-12, rama femenil, con Allison Paz, Jenifer Cahuich, Fernando Quiroz, Thaily Cuevas y Sofía Mejía ante rivales también de Perú y Guatemala”, mencionó.

Respecto al retorno a los entrenamientos presenciales, sostuvo “fue a mediados de octubre con los protocolos que establecen que son sólo seis chicos por clase de una hora, toma de la temperatura, gel antibacterial y sanitización del material”.

“Los entrenamientos presenciales también son individuales, nada más que la fortuna es que ya están en una cancha, ya pueden tirar al aro, ya pueden correr en carriles, ya tiene una libertad mayor, que en sus casas que a veces es en un estacionamiento, un cuarto o una sala”, indicó.

“Invito a toda la gente que mantenga la calma, que siga apoyando a sus niños, que practiquen cualquier deporte y que ayudemos a la juventud a que se active”, concluyó Hernández Quevedo, quien fue jugador y árbitro y ahora comparte su experiencia como entrenador.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre