Cancún, Q. Roo.- La velerista quintanarroense Demita Vega de Lille se mantiene positiva y ejercitándose en su hogar, en su natal Cozumel, ante la crisis del COVID-19, por la que permanece en confinamiento y sin la oportunidad de entrenar adecuadamente.

La dos veces olímpica (Beijing 2008 y Río de Janeiro 2016) trabaja todos los días con rutinas de fuerza en brazos, piernas y abdomen como lo detalla al sitio web de la Comisión Nacional del Deporte (CONADE).

“Nos hemos adaptado lo mejor que podemos respecto al contexto que estamos pasando, ha sido difícil, pero estamos manteniendo la parte física, aunque no esté haciendo mi deporte; cuando regrese al mar voy a estar más fuerte que antes, ese es el objetivo”, destacó.

Vega de Lille toma con mucho positivismo el retraso de los Juegos Olímpicos, pues asegura que esto le servirá para recuperar el tiempo que estuvo fuera de competencia, luego de ser mamá y disfrutar de su familia.

“Yo no tengo ninguna molestia en que recorran los Juegos Olímpicos. Como estuve fuera de actividad dos años por maternidad, entonces a mí me cayó muy bien la noticia, porque así podré llegar más actualizada y más fuerte”, explicó.

“Realmente estaba lista para participar este verano en Tokio, pero que los pospongan no lo veo como algo grave, primero está la salud de nosotros, como atletas y esto nos servirá para llegar mejor”, puntualizó la seleccionada nacional.

Una vez que concluya el confinamiento, Demita adelantó que lo primero que hará es navegar en el mar por muchas horas, además de continuar con su preparación, en la cual incluirá una concentración con sus compañeros de entrenamiento y una competencia internacional.

“La siguiente competencia que tendría es en noviembre con el Campeonato Europeo, así que no pienso salir de México hasta esa fecha; aprovechar los días para entrenar en casa y también estaré programando concentraciones con mis compañeros de entrenamientos”, detalló.

Por último, la velerista compartió algunos consejos que ha utilizado para pasar estos días en tranquilidad y en equilibrio donde en Quintana Roo el semáforo estatal es de color naranja que permite hoy día solo al golf como actividad deportiva en un 30 por ciento.

“Son tres pilares con un nivel de importancia para mantener un buen sistema inmunológico, que son: la actividad física, la alimentación y el equilibrar las emociones, y cuidarnos unos a los otros; además de continuar con las indicaciones de los expertos”, concluyó.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre