Cancún, Q. Roo.- La mexicana Alejandra “Tigre” Jiménez se dijo feliz luego de destronar a la estadounidense Franchon Crews de los títulos Supermedios del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y destacó el sacrificio de bajar 30 kilogramos para conseguir un segundo título en una segunda división.

“Me siento super orgullosa del trabajo, pues a pesar de que fue la rival que más duro me ha golpeado, tuve una preparación tan buena que llegaba a mi esquina aún con aire, lista para seguir con la pelea”, expresó la capitalina radicada en Cancún.

Sobre la diferencia entre este título en peso Supermedio y el anterior en peso Completo, Jiménez sostuvo “más allá del peso, hay un trabajo distinto, hay mucho más más experiencia. Esta vez lo disfruté y estaba más centrada en lo mío”.

“Soy ahora mucho más atlética y mucho más rápida, pego mucho más fuerte ahora. Mucha gente piensa que la pegada baja y no es así, entonces, hay un mundo de diferencia entre ambas peleas de título mundial”, apuntó.

Por último, Alejandra “Tigre” Jiménez agradeció a los quintanarroenses por todo el apoyo recibido a lo largo de su carrera. “La verdad es que me siento como en mi casa en Cancún y estoy feliz de darle este título a Quintana Roo”, concluyó.

Por su parte, su promotor Pepe Gómez (Cancún Boxing) destacó el profesionalismo de Alejandra “Tigre” Jiménez, quien en plenas fechas decembrinas realizó una concentración junto con su entrenador, el cancunense Samuel Uribe, en el Centro Ceremonial Otomí.

Cabe recordar que Alejandra “Tigre” Jiménez consiguió su primer título mundial en 2016, cuando venció a Martha Salazar por decisión mayoritaria, pelea realizada a 10 rounds. Ahí se llevó el título del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en los pesos Pesados.

Pepe Gómez, Alejandra “Tigre” Jiménez y Samuel Uribe.

 

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre