Playa del Carmen, Q. Roo.- La ‘sirena’ mexicana Patricia Guerra, quien ya se encuentra en la Riviera Maya, se declaró lista para hacer el cruce en nado de aguas abiertas a favor de la niñez mexicana, de Cozumel al Hotel Mayakoba, de Playa del Carmen, este sábado a través de la iniciativa “Nado de Corazón”, en un recorrido en línea recta de aproximadamente 21 kilómetros y ocho horas.

“Nadar aquí en el Caribe Mexicano es un sueño, es un paraíso, se puede observar cualquier fauna marina y hacerlo por más de 200 mil chiquitos de las guarderías del IMSS para generar hábitos saludables es algo que me llena mucho”, expresó Patricia Guerra, en rueda de prensa en compañía del capitán de la embarcación “Barrilete”, Juan Barbachano y de su entrenadora Nora Toledano.

Ya en charla exclusiva para Deportes Quintana Roo, sostuvo “yo inicié como cualquier niño que hace natación, con clases en una alberca y de ahí me fui a hacer triatlones y duatlones y después descubrí las aguas abiertas y ahí me quedé”.

Narra que hizo muchos nados en aguas abiertas cuando participó en triatlones, pero fue en el Caribe Mexicano donde realizó su primera travesía en aguas abiertas en ‘El Cruce de Cancún a Isla Mujeres’ en 2001

Posteriormente, en 2004 se convirtió en la tercera mujer mexicana en completar la Travesía del Canal de La Mancha. “Hay un antes y un después del Canal de La Mancha y yo creo para todos los nadadores que los hemos logrado es así”, señala.

“El Canal de La Mancha es el equivalente al Monte Everest para los alpinistas, es un cruce en solitario que te llena de mucha satisfacción y enseñanza. Pones el nombre del país muy en alto y pasas a la historia y a partir de ahí eres una persona más fuerte para perseguir tus sueños”, añade.

En 2009 volvió al Caribe Mexicano para realizar junto a otras siete mujeres un cruce de Cozumel a Cancún para promover la prevención y detección oportuna del cáncer de mama. “Haber hecho esa travesía con otras mujeres implicó poner el nombre de México muy en alto”, dijo.

“Fue demostrar que cualquiera con un sueño en su cabeza es capaz de hacer cosas que para muchas otras personas resultan verdaderamente increíbles y pues conseguir un objetivo común con esas mujeres fue algo que al final del día me llenó muchísimo”, agregó.

Con sus múltiples ocupaciones profesionales como directora de la Fundación IMSS y su rol de madre no ha sido impedimento para mantenerse en gran forma física y seguir realizando brazadas con causa.

“Yo siempre he dicho que existen las cuatro de la mañana para entrenar, empiezo muy temprano y a las 9 0 10 de la mañana ya estoy en mi oficina operando esa gran fundación que es la Fundación del IMSS y por otro lado también siendo mamá de mi hijo Daniel”, comenta.

A pregunta expresa sobre que pasa por su cabeza cuando va en la travesía, respondió “en todo lo que hay atrás, en el apoyo del IMSS, en los chiquitos de las guarderías, en familia y en alguien que está allá arriba que se llama Jesús que es el que me permite llegar hasta donde queremos llegar”.

Por último, Patricia Guerra mandó un mensaje a los quintanarroenses “gracias por abrirnos las puertas, gracias por prestarme sus aguas y gracias por estar pendiente y siempre tener una palabra de aliento”.

Cabe destacar que el punto de partida de su cruce será en Playa Palancar, de Cozumel, a las 6 de la mañana y la llegada entre las 12:00 y 15:00 horas en Playa Banyan Tree, en Mayakoba, luego de 35 mil brazadas las cuales cada una se verá traducida en cien pesos para beneficio de los 200 niños de las guarderías del IMSS.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre