Cancún, Q. Roo.- La velerista quintanarroense Demita Vega de Lille charló con DEPORTES QUINTANA ROO de su nueva faceta de madre y atleta de alto rendimiento y de sus expectativas para los Juegos Panamericanos “Perú 2019”, en la búsqueda de asistir a sus terceros Juegos Olímpicos.

“El mayor reto que he vivido al ser mamá y deportista es sobrellevar ese pensamiento de estar haciendo lo mejor para mi bebé. En cada cosa que hago, ese pensamiento aparece y a veces cuando me voy a entrenar me llega esa preocupación que solo una madre puede sentir”, expresa.

“Con el apoyo de mi esposo y de mi familia, éste ha sido un aspecto muy nuevo para mí. Imaginaba sería más sencillo hasta que lo viví, y ahora, he ganado un gran respeto por todas las madres y padres de familia”, destaca.

Desde la llegada de Alizé el 30 de diciembre de 2017, Demita tiene que optimizar mejor sus tiempos debido al cuidado de su hija. Los entrenamientos ahora tienen la duración previamente acordada, a diferencia de antes que podían extenderse.

“Para el futuro de mi hija, quiero que sea una niña que vive en un ambiente de amor, en el que sus necesidades emocionales, físicas, intelectuales y económicas sean cubiertas. Que crezca con su autoestima sana y con la conciencia de que puede lograr todo lo que se proponga”, agrega.

En lo que respecta al tema deportivo, Vega de Lille se dijo feliz por clasificar a los Juegos Panamericanos “Perú 2019” luego de ganar en febrero pasado el Campeonato Nacional y Selectivo Copa Yucatán celebrado en Progreso.

“El Campeonato Nacional fue una competencia de gran nivel, el nivel nacional ha subido bastante y fue un evento reñido, me sentí fuerte y en forma”, expresó vía telefónica la velerista oriunda de Cozumel.

Sobre lo que representa para ella el pase a los Juegos Panamericanos “Perú 2019”, dijo “muchas cosas una de ellas es que ya con la selección puedo plantear mi planificación y calendario de preparación para dichos juegos”.

“Es la culminación de un bloque largo de trabajo que comenzó hace un año cuando obtuve la plaza para México y ahora culmina al seleccionarme”, apuntó Vega de Lille, quien lleva ya 16 años de carrera deportiva.

Y es que Demita Vega encabezó sin problema las 12 regatas de la clase RS:X con puntuación de 16, de esta forma competirá en sus segundo Juegos Panamericanos en forma consecutiva y buscará superar la medalla de plata lograda en Guadalajara 2011 y Toronto 2015.

SUEÑO DORADO

De sus expectativas en los Juegos Panamericanos “Perú 2019”, Demita señaló “me siento capaz de ganar una medalla de oro. Con la planificación, seguimiento y apoyo adecuado no tengo dudas que lo conseguiré”.

En cuanto a su próxima competencia, mencionó “será en Lago de Garda, Italia, escenario donde se disputará el próximo mes de septiembre el Campeonato Mundial de la especialidad, certamen que repartirá plazas a Tokio 2020.

HAY NIVEL EN Q. ROO

Por último, respecto al nivel que hay hoy día en la disciplina de vela en el estado, sostuvo “Quintana Roo es potencia, más que nada gracias al trabajo de la escuela de vela de Puerto Aventuras. Alex Torres y Johana Diego son dos chicos que tienen mucho futuro en la vela”.

Cabe destacar que este representa el cuarto ciclo olímpico para la cozumeleña que asistió a los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, se perdió Londres 2012, participó en Río 2016 y ahora tiene como objetivo clasificar a Tokio 2020.

 

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre